top of page
  • Foto del escritorEtinar S.A.

Creérsela

Tener un autoestima alta, al borde de la arrogancia, muchas veces es criticado o envidiado por la gente. Cuando vemos a una persona extremadamente confiada, crea comentarios negativos porque se piensa que tiene esa actitud porque siempre ha tenido dinero, una gran empresa, excelencia académica, grandes amigos o una tremenda familia. Pero lo que no saben es el sacrificio que existe detrás de una persona que ha logrado algo en la vida y al volverse un experto, evidentemente puede notarse su gran autoestima.


La confianza en si mismo te permite enfrentar retos, ser temerarios, emprender en una idea o negocio, saber que ante cualquier problema se tendrá la capacidad de resolver. El autoestima nos permite ser positivos, con una actitud ganadora todo el tiempo, aún cuando estemos derrotados. La confianza nos hace creer que es una batalla perdida y no la guerra, que existirá otra oportunidad siempre, que de la derrota nos llevamos un aprendizaje.


Te doy ciertos consejos que te ayudarán a mejorar tu forma de pensar sobre ti mismo:


1. Confía que las cosas saldrán bien: Si preparas un plan, has estudiado las alternativas, tienes una estrategia y una táctica a seguir, además de haber analizado los riesgos, hazlo. Lánzate. Si hemos hecho bien nuestros deberes, hay mucha probabilidad de que logremos los resultados esperados.

2. Nada es perfecto: Si las cosas no van exactamente como las esperabas, no te preocupes. Es mejor que te ocupes. Vuelve a analizar que ha pasado y busca mejorar la actividad que estas realizando. Revisa si el problema es la estrategia, el plan, la ejecución o el control. Una de esas es la que ha fallado. Simplemente adáptalas a la realidad de lo que está sucediendo.

3. Prepárate permanentemente: Una de las maneras de perfeccionar las cosas es entendiendo lo que haces. No importa que edad tengas, debes seguir estudiando materias relacionadas a tu actividad o vida personal. Busca mejorarte siempre. Eso te ayudará a especializarte en algo y serás la persona a consultar.

4. Rodéate de la gente adecuada: Evita a quien solo buscan criticar y verle un problema a cada solución que presentes. Normalmente esas personas te envidian y sientes celos de tu capacidad de resolver permanentemente cualquier situación. Más bien busca complementarte con quienes puedan aportar a tu vida. Eso es una mejora continua y además estarás aportando a crecimiento personal de los demás también.

5. Apóyate en tus logros: Si de 100 cosas que haces, una te sale bien, no veas las 99. Quédate con la que lograste sacar adelante. Piensa que en la vida estamos enfrentando situaciones a diario como golpearnos, romper algo, etc., y solo pensamos que fue un tropiezo. ¿Porqué no pensaríamos lo mismo de nuestros fracasos? Son solo eso, tropiezos de los cuales aprendemos. En cambio esa única cosa que hicimos bien, nos da orgullo. Centrémonos en ese triunfo.

6. Háblate a ti mismo: Nadie mejor que tu conoce tus habilidades y debilidades. Tus miedos más profundos. Sin embargo el resto no tiene porque saber más de lo que tú muestres. Di en tu mente que eres el mejor. Dite a ti mismo que eres capaz de resolver cualquier situación solo, que no necesitas de nadie. Trabaja eso todos los días.


La diferencia la vas a notar inmediatamente. Te volverás mucho más positivo. Aprenderás a vivir con tus errores. Creerás que nadie es mejor que tu. Te invito a creértela.




71 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page