top of page
  • Foto del escritorGuillermo Jouvin

Cultura de equipo

Actualizado: 31 ago 2023

Quizás lo más importante de una empresa es tener una buena cultura de equipo. Eso significa confianza, respeto, colaboración, frontalidad, ayuda mutua, apoyo incondicional, todo lo necesario para servir al equipo y lograr el bien común. Pero no todos los miembros de un equipo lo entienden. Ego. Inseguridad. Desconfianza. Individualismo. Protagonismo. Aduladores. Todos estos son los tipos de impedimentos que no permite al grupo enfocarse en lo importante. La pregunta es: ¿qué debe hacer un CEO de una empresa para mejorar este problema? ¿Cómo pueden los líderes naturales de cada sub-grupo apoyar? Una de las principales respuestas es que el líder no es el más bravo o al que más le temen. Eso, funcionó muy bien en la época de las cavernas. Porque hoy en día, ni siquiera en el ejército. Los NAVY SEALS, organización militar de las fuerzas especiales del ejército americano, la fuerza de combate más eficiente del mundo, priorizan la confianza por encima de las habilidades. Y esa, quizás, es la mejor respuesta a la pregunta: generar confianza.


El respeto se gana por quien es la persona que los lidera. No por el cargo que ostenta en su calidad de jefe. El corazón, la inteligencia y los valores son mucho mejores cualidades en un líder que dar patada y gritos. Ténganlo por seguro. El éxito de un grupo es sentirse en confianza y no bajo miedo. Cuando un grupo se siente en un ambiente de confianza, se pueden presentar vulnerabilidades de uno para que otro entre al rescate. Los demás saltan a ayudar. Buscan apoyar al miembro del equipo caído. Quieren que todos lleguen a la meta juntos. En cambio, cuando los miembros de un equipo sienten miedo, ocultan las cosas hasta que ya es muy tarde y todo el equipo cae. El proyecto se complica. La empresa se desmorona. Y las consecuencias pueden ser fatales. En nuestra cultura latina lamentablemente se tiende a confundir tener confianza con ser confianzudo. Son dos contextos totalmente diferentes. Que pena por los confianzudos; estos, sin lugar a dudas, deben ser separados del grupo sin pensarlo dos veces. Pero es distinto tener confianza. Esa es la primera muestra de aprecio y cariño entre los miembros de un equipo. Más respeto no puede haber que cuando las personas de un equipo se confían la vida entre sí.


El trabajo es la vida. La vida es el trabajo. El equilibrio entre estas dos facetas de nuestro tiempo es fundamental, pero definitivamente están conectadas. Así es como yo veo a los equipos, con confianza y respeto entre sí. Así es como aspiro que seamos en mi empresa. En tu empresa. Me cuesta escuchar chismes entre personas de una misma compañía. No resisto los boicots entre miembros del mismo equipo. Estudio y analizo continuamente cómo mejorar esto. Los líderes deben ir poco a poco haciendo “Nudge” (pequeños empujones que influyan un comportamiento o acción) en unos casos y separando las manzanas podridas en otros. No lo niego, es complejo porque tratamos entre personas con sentimientos y pensamientos; cuesta fundir el equipo en un solo espíritu de cuerpo. Pero nunca puedo perder la esperanza de siempre mejorar al respecto. Ojalá todos logren entender estos conceptos. Espero que en las empresas entiendan que el bien común sobrepasa el bien individual. Mejorar la Calidad de Vida de las personas es mi propósito. Esa es mi propuesta al grupo. Siempre espero que sea parte de nuestro ADN en Etinar. El trabajo en equipo depende de las personas. Generar confianza es la clave. Esto se resuelve entre nosotros. Nadie más. Etinar es nuestro equipo. Es nuestra empresa. Es nuestra casa. Es nuestra familia.

70 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La Mente

bottom of page