top of page
  • Foto del escritorGuillermo Jouvin

Los padres de la razón y su influencia en la estrategia


Sócrates, Platón y Aristóteles fueron tres personajes de la antigua Grecia que iniciaron una de las primeras revoluciones históricas de la humanidad. Luego, Descartes, Kant, y Galilei, entre otros, continuaron cuestionando el pensamiento, la física y la razón para llevar a los seres humanos a darle forma a sus ideas y base de su existencia. 


Sócrates implementó el sistema de preguntas y respuestas. Platón con su metodología de conocimiento racional. Aristóteles con la lógica formal y empírica dieron paso al razonamiento y pensamiento. Descartes introdujo la duda para lograr certeza. Kant argumenta que la razón tiene los límites de nuestras propias experiencias y habla de la ética y moral como principio de nuestro pensamiento crítico. Galilei establece el método científico donde implementa la observación y experimentación para especular sobre las teorías. 


Cuando hacemos estrategia en nuestras empresas, debemos aplicar muchas de estas técnicas y filosofías de cuestionamientos básicos para entender que queremos, porque lo hacemos, qué hacer, cómo hacerlo, con quien hacerlo y como transmitir lo que hacemos. En otras palabras, pensar antes de hacer. Eso es la razón. Eso es estrategia. 


En nuestras empresas, muchas veces terminamos metidos en las actividades cotidianas que nos limitan a ver el gran panorama, “the big picture”. Todos hemos estado en una situación similar en donde pensamos que estar ocupados es trabajar. Pero en realidad debemos darnos un respiro para poder pensar lo que hacemos. “Work smarter, not harder”. Si no hacemos estrategia, simplemente estamos trabajando duro en lugar de trabajar inteligentemente. Así de simple. 




Revisa lo que haces. Responde estas interrogantes: 

¿Cuáles son tus habilidades? 

¿En qué eres bueno? 

¿Cuál es tu propuesta de valor? 

¿Que hace falta en la sociedad, en el mercado? 

¿Quienes son tus competidores?

¿Quienes son tus aliados? 

¿Con quienes te asocias? 

¿Que oportunidades tienes? 

¿Cuáles son tus amenazas?

¿Fortalezas y debilidades?


Utiliza la razón para entender tu negocio. Piensa lo que quieres hacer. Y apunta a las emociones del mercado. A las necesidades que existen. Recuerda que las personas no somos racionales. Aplica estos conceptos a tu favor siendo racional. Eso nos enseñaron desde la antigua Grecia. Eso nos enseñan en estrategias.



Guillermo Jouvin Arosemena 


30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page