top of page
  • Foto del escritorGuillermo Jouvin

Reconstrucción de la República

El Ecuador ha sido destruido. Estamos inmersos en delincuencia, narcotráfico, impunidad, ineficiencia burocrática, chantajes, coimas, insuficiencia judicial, enfrentamientos políticos y una economía con freno de mano.


El presidente electo tiene en sus manos una gran oportunidad. Un problema, al que prefiero llamar desafío. Daniel Noboa tiene el reto de reconstruir la República del Ecuador. Tenemos 21 constituciones. Y, si, necesitamos una más. Esperemos que sea la última. Es urgente convocar a un referéndum para introducir ciertas reformas para La Nueva República.


En esa constitución debemos introducir capítulos que se enfoquen en combatir la impunidad. Que permita la extradición por terrorismo y narcotráfico; esto afecta al mundo, así que hay otros países mejor organizados para combatir ese problema. Especialización se llama esto. No se trata de perder soberanía.


El presidente también debe incentivar que el país sea centro de desarrollo económico nacional y mundial. Facultar la atracción de capital como parte de sus bases constitucionales. Que el empleo sea una prioridad. Que la educación sea abierta a especialización también. El país puede convertirse en eje económico de la región. Debemos promulgar la seguridad jurídica y fortalecer el dólar. Tenemos que protegernos desde la constitución. Ecuador necesita seguridad, justicia, libertad, empleo, educación, salud y bienestar económico. Permitamos que el capital ingrese al país en construcción de infraestructura productiva. Eso que se enraíza, difícilmente se va. Cuesta más desmontar una infraestructura que seguir produciendo con ella. Para ello, busquemos incentivar tributariamente a los Centros de Producción. A la inversión privada de puentes y carreteras. A la creación privada de hidroeléctricas, panelería solar, su transmisión y distribución a la interconexión estatal. A proyectos privados para vivienda de interés social. Esto genera ahorro, inversión y renta. No castiguemos la generación de riqueza. Exoneremos de impuestos al capital. Es sentido común.


Lindo problema tiene el nuevo presidente de la república. Dicen que es joven. Pero a los 35 años muchas personas, líderes, emprendedores, artistas, habían logrado alcanzar la gloria. Se requiere determinación, fuertes códigos morales, capacidad y gestión. Debe tener el apoyo de todos. No podemos permitir que el país se nos termine de ir de las manos. Necesitamos seguir aquí.


La verdadera soberanía radica en que nuestros hijos y nietos busquen quedarse en Ecuador porque lo encuentran un lugar de oportunidades, de orgullo y seguro. Yo estoy dispuesto a jugármela por el país. Siempre lo he estado. Aporto desde la empresa privada. Creo que ese es mi rol. Todos tenemos la obligación de dar lo mejor de cada uno desde su campo de acción. Depende que hagamos algo diferente. Dejemos atrás lo que se le hizo al país. Tenemos un lienzo en blanco. Lo podemos hacer. Si se puede. Por eso llamo este artículo “Reconstrucción de la república”. Guillermo Jouvin Arosemena

47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page