LA EMPRESA

PROYECTOS

SERVICIOS

CONTÁCTANOS

COMUNIDAD

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn

©2019. Todos los derechos son de Etinar S.A.

Powered by CYMA

Buscar
  • Etinar S.A.

Se viene un año complicado, pero debemos seguir empujando...

El poco apoyo popular y político que tenía el gobierno se acabó. El Presidente comenzó con rumores de fraude e ilegitimidad, pero al fin y al cabo se posesionó democráticamente con el ofrecimiento de generar empleo, combatir la corrupción y construir 500 mil casas. Obvio que nunca sucedió, todavía no ha podido cumplir excepto por destellos de lucha contra la corrupción; tenemos un país sin plata, sobre endeudado y sin capacidad de crédito por lo cual el Presidente jamás hubiera podido cumplir con los ofrecimientos populistas que lo llevaron al poder. Estamos a un año y medio de las nuevas elecciones presidenciales y la clase política de siempre comenzó ya con sus cálculos que no permiten que el país progrese.


A pesar de todo este escenario, creo que debemos seguir. Debemos tratar de salir adelante frente a todas estas adversidades, como siempre lo hacemos. La clase productiva es la llamada a sacar al país del hueco donde nos han dejado los políticos. La clase trabajadora debe entender que su esfuerzo logrará aportar lo que se requiere para sobrepasar estos años difíciles por venir. Fuera bueno que los políticos se destruyan entre ellos, pero no, sus malas decisiones, incapacidad y actos de corrupción nos afectan a todos. Solo nos queda nuestra necesidad de supervivencia, emprendimiento y creatividad. Tenemos un país que lo tiene todo, por trillado que suene, realmente lo tenemos todo. Es solo cuestión de ver a nuestro alrededor y las oportunidades se presentan...¡tiras pepas y crece un árbol con frutos!


Sueño con que llegue un gobierno que permita trabajar. Ecuador es un país pequeño que con muy poco se compone, contamos con gente capaz y por eso sigo creyendo en él. Depende de todos nosotros y que no esperemos nada de nadie. Depende de no dejarnos derrotar y seguir desafiantes ante la vida. Esto depende de que cada uno de nosotros sigamos empujando.



- Guillermo Jouvin Arosemena

131 vistas