top of page
  • Foto del escritorEtinar S.A.

Adaptabilidad

En el aniversario 49 de Etinar, entre otras cosas, escuchamos también las palabras de nuestro Gerente Técnico Eduardo Cordova, quien hizo una analogía interesante sobre lo que significa Etinar y la razón de haber logrado sobrevivir y ser una de las constructoras mas destacadas del país en la actualidad.


Me pareció importante compartir este concepto porque coincido plenamente con la opinión y enfoque que le da desde su perspectiva técnica al relacionarlo con su día a día.


Eduardo decía que encuentra mucha similitud en el comportamiento de Etinar con los dos materiales de construcción más importantes que usamos a diario en nuestras obras: el hormigón y el acero. Cada uno de estos elementos tienen una particularidad que los distinguen. Pero no trabajan solos. Se complementan el uno con el otro.


El hormigón, que es una mezcla entre cemento, arena, piedra, agua y aditivos, tiene que tener la fluidez suficiente para llegar a cada rincón dentro del molde de encofrados y cubrir todo el espacio posible. Este material luego se endurece más que una roca y puede llegar a soportar cargas impresionantes de pesos y esfuerzos.


El acero hace exactamente lo contrario. También es colocado dentro de los encofrados en donde se vierte el hormigón. Por su parte, este elemento es duro al inicio pero debe ser flexible cuando se lo somete a esfuerzos, tales como los de un sismo. Es el mejor aliado del hormigón para las edificaciones. Juntos forman el equilibrio perfecto para lograr el comportamiento deseado de una estructura.


El símil de Etinar con el comportamiento del hormigón es que por medio de nuestra fuerza comercial y técnica debemos de llegar a cada rincón en dónde podamos brindar los productos y servicios que ofrecemos. Así también, el parecido que tenemos como empresa con el acero es que debemos ser duros en nuestros trabajo pero flexible cuando la situación lo amerita.


Etinar ha tenido esa capacidad durante toda su vida. Hemos ido conformando equipos de trabajo con personas que se complementan y que han contribuido con grandes ideas, esfuerzos, procesos y demás aportes que ha permitido mantenernos en buen nivel. Hemos formado la división de comercialización para llegar al mercado que nos proponemos; y estando ahí, fortalecernos con eficiencia y calidad de nuestras construcciones. Seguimos firmes en nuestras convicciones y adaptamos con facilidad a los cambios; tenemos una excelente capacidad de reacción.


Esto no es fácil. Siempre se presentan dificultades que a pesar de una buena planificación suceden. Por eso tenemos la modalidad de Planificar-Ejecutar-Controlar como un círculo infinito. Este mismo concepto nos permite adaptarnos a lo que viene, anticipar lo que va a suceder, y corregir los errores para seguir. De esto se trata. 49 años no pasan así no más.




15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La Mente

bottom of page