top of page
  • Foto del escritorGuillermo Jouvin

Líderes

Ser líder no es responsabilidad única del dueño de una empresa, del CEO o de los jefes de cada división. Toda organización requiere líderes que sepan trabajar en equipo con sus jefes, colegas y subalternos. La obligación de un líder es generar nuevos líderes que aporten a la sociedad desde su campo de acción para lograr de cada uno el desarrollo profesional y personal.


Existen varios tipos de líderes que han transcendido a lo largo de nuestra historia. Ya sea en el ámbito espiritual, empresarial, político o personal; han sido personajes que lograron transmitir una idea que las demás personas hemos aplicado en nuestras vidas. Existen líderes buenos y malos; las cualidades son las mismas. Lo importante es aplicarlas para el bien, para mejorar la calidad de vida de los demás; para influir en que los seguidores se conviertan en mejores personas.


Un líder debe tener ciertas características que lo distinguen, unas son innatas mientras que otras pueden trabajarse. Un líder debe tener entusiasmo, crear emociones con sus ideas y actuaciones. Debe tener inspiración para crear y ejecutar las cosas. Tiene que motivar al resto. Un líder debe tener una mentalidad fuerte y seguro de sí mismo. Tiene que tener conocimientos sin necesidad de ser el que más sabe. La experiencia ayuda a formar líderes. Por lo general la creatividad es fundamental para serlo.


Además un líder debe tener conciencia que sus actuaciones repercuten en los demás. Debe trabajar en equipo; un solitario jamas puede ser líder. Debe ser comprometido con sus actos. Asume las responsabilidades de los resultados negativos y reconoce a los demás los positivos. Tiene voluntad de aportar. Generalmente es incansable. Busca ganar pero sabe perder.


Finalmente, quien lidera debe tener empatía más que simpatía. Tiene que ser carismático. Tiene que tener confiabilidad y sentido de riesgo. Debe enfocarse solucionar problemas; aunque debe saber planificar. Un líder tiene que saber comunicar. Un líder enseña. Un líder escucha. Un líder genera confianza. Y sobretodo, un líder crea oportunidades.


Todos tenemos algún tipo de cualidad similar a las descritas. Es nuestra obligación procurar aplicarlas con la intención de aportar y contribuir. No nos podemos permitir desperdiciar estos atributos. Y no se trata de ser el jefe; se trata de tener ganas de mejorar nuestro entorno.


Se trata de mejorar la calidad de vida de las personas.



27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page