• Etinar S.A.

Preparados para adaptarse

Actualizado: hace 4 días


En los negocios y en la vida siempre habrán cambios que afecten nuestro entorno. En cualquier tipo de industria que nos encontremos todos los años se presentan soluciones o alternativas que puedan comprometer nuestra permanencia en el tiempo. Es por ello que la adaptación es fundamental para continuar. Y debemos saber cómo hacerlo.


La preparación es un conjunto de cualidades que el ser humano debe tener para adaptarse con éxito ante los cambios. Estas cualidades se obtienen de diferentes maneras:


1. Innato: Es un instinto natural adaptarse a los cambios. Incluso, si revisamos la teoría de la evolución, los seres que lograron evolucionar no fueron los más grandes, rápidos o fuertes, fueron aquellos que mejor se adaptaron.


2. Estudiando: esta responsabilidad no termina en el colegio, universidad, maestrías o doctorados. El título es lo de menos; el conocimiento es lo que verdaderamente importa. Y nunca debemos dejar de estudiar, leer libros, artículos, casos, lo que sea necesario, incluso, y mucho mejor, si no tiene nada que ver con nuestro negocio o industria. Después de todo, nuestra actividad ya la conocemos y es preferible aprender de muchas otras cosas más. Y luego podemos conectar los puntos como decía Steve Jobs.


3. Experiencias: el aprendizaje empírico es parte de un proceso que da conocimiento. Así como el método científico nos sirve para probar sistemas o productos y evaluar resultados. Todo esto es parte del concepto de experiencia al que me refiero. Cualquier acción genera una reacción y la información que obtenemos es lo que debemos aprovechar. La empresa Space X de Elon Musk, a diferencia de Boeing, hace miles de pruebas para obtener data que les permita evaluar los resultados y buscar mejoras en el diseño y desarrollo de sus cohetes. Por esta razón, la empresa de Musk ha tenido éxito mucho más rápido y con mejores costos. Este es un entendimiento completo de la aplicación del concepto de experiencia para mejorar.


4. Analizando las tendencias: siempre debemos estar atentos a los pequeños cambios que se dan en nuestros negocios y entorno. Variaciones en costos, precios, tasas de interés, evolución de la economía, de la inversión y el empleo, agendas políticas, entre otras cosas para ir evaluando hacia donde van las tendencias. Tomar datos de lo que sucede en nuestros negocios es clave. Datos buenos o malos, lo fundamental es la data; si no la analizamos, no sabremos qué y cuándo corregir. No hacerlo es reaccionar cuando la tendencia ya se convirtió en un cambio y, quizás, ya sea muy tarde.


Es nuestra obligación mantenerse atento y en aprendizaje continuo. Los cambios se van a dar y tendremos que responder. La diferencia es estar preparados para adaptarse.



51 visualizaciones0 comentarios