• Etinar S.A.

Serendipity

La historia nos cuenta que hay una serie de descubrimientos que han sido por casualidad. La penicilina, el microondas, el plástico, la anestesia, los corn flakes y hasta el viagra, por citar algunos ejemplos.


Todos estos productos fueron desarrollados por pura suerte dirían algunos. Pero la realidad es que a diferencia de lo que se puede creer, existen personas que están atentas a las cosas que suceden a su alrededor y aprovechan estas oportunidades que suceden por casualidad. Christian Busch habla de Serendipity Mindset. Se trata de una manera de pensar sobre los eventos que se presentan sin necesariamente estarlos buscando pero que pueden convertirse en grandes proyectos para quienes tienen la mente abierta y están atentos.


Steve Jobs hablaba de conectar los puntos. Decía que todo tipo de aprendizaje que una persona ha tenido en su vida en algún momento se conectan y pueden aplicar uniendo estos puntos. Decía que simplemente se debe estar atento. Los dos son conceptos similares.


Creo que la suerte nunca viene sola. Las personas exitosas son quienes además de tener habilidades, conocimientos, apetito de riesgo, etc., tienen este tipo de suerte que se nos presentan a todos, pero que han sabido aprovechar los episodios para usarlo a su favor. C. Busch incluso habla de incentivar este tipo de mentalidad dentro de nuestras organizaciones. Motivar a nuestros equipos para que estén atentos a los eventos fuera de lo normal para tratar de sacar provecho de estas situaciones. Habla de mantener un cementerio de proyectos fracasados porque a futuro podemos usar parte de esas ideas aplicadas a otras soluciones para sacar adelante un nuevo emprendimiento.


Particularmente me gusta esta teoría. Sin saber del concepto, siempre me ha parecido que uno debe aprender de las experiencias, buenas o malas, fracasos o éxitos, para aplicarlos en un futuro a nuevos desarrollos. Ideas que nunca terminan y se van conectando entre sí para ir formando un nuevo cuerpo propio. Algo que coge una vida autónoma y termina siendo fascinante. Y si no funciona, siempre queda la mentalidad del serendipity para usarlo en algún otro momento.


- Guillermo Jouvin Arosemena


104 visualizaciones0 comentarios