top of page
  • Foto del escritorStanley Gómez

Un don llamado libertad

Muchos nos preguntaremos, en algún momento de nuestra vida, sobre las diferentes virtudes o dones que como seres humanos poseemos. Cabe mencionar que un don es ese algo que hemos recibido de manera gratuita, sin solicitarlo y que, si miramos muy al fondo, pareciera que haya sido un regalo bien pensado. En esta ocasión quisiera detenerme a compartirles ciertos aspectos sobre este don que muchas veces no lo percibimos; el don de La Libertad.


¿Qué significa ser libre? Muchos lo definen como el derecho o la facultad de elegir de manera responsable su forma de actuar; pero esto va más allá. La libertad es el don del hombre que le permite de manera voluntaria escoger entre lo bueno y el óptimo. En las organizaciones actualmente manejamos un pseudo significado de libertad dado que le brindamos la posibilidad a muchos de nuestros colaboradores de optar entre el trabajo presencial y el telemático; y con ello les pongo un ejemplo: qué pasa si mis funciones implican que necesariamente tenga que acudir a la oficina por diferentes gestiones y dado que he tenido la “libertad” de escoger trabajar de manera remota comienzo a incumplir con mis responsabilidades. ¿Estoy siendo libre? En lo absoluto, más bien me estoy alejando de mis deberes que moralmente he adquirido en mi trabajo. Y lastimosamente hay muchos ejemplos como este. Sin embargo, vemos también que las empresas cada día permiten que muchos de nosotros tomemos decisiones en función de una misión colectiva, formemos equipos para resolver problemas, que planifiquemos nuestras tareas y administremos mejor nuestro tiempo; todas y cada una de estas facultades son ejemplos de cómo podemos aplicar el verdadero sentido de libertad.


En ETINAR permitimos que cada uno de los participantes aporte con su conocimiento para cumplir el objetivo principal, mejorar la calidad de vida de las personas. Con nuestra misión definida y tomando decisiones en pro de esta, les aseguro que estamos siendo libres; no nos esclaviza el ego, más bien crecemos en conjunto, como equipo.


Ahora les pregunto: ¿Qué debemos adoptar? A continuación un detalle:

- Trabajar en equipo, olvidémonos del mérito propio.

- Define cuál es la misión.

- Libre opinión, nuestro granito de arena puede aportar mucho.

- Planificación sobre ejecución, pensar en los posibles problemas para seleccionar la mejor alternativa de solución.

- Bienestar común sobre el individual.

- Sacrificio, dar el 101%.


Luego de estas recomendaciones, es necesario poner una métrica, una medida a la libertad. Para esto debemos preguntarnos: Quién es más libre? Como ya lo vimos, la libertad se enmarca en hacer y hacernos el bien. También encaja en desapegarnos del ego. Cabe mencionar también que es más fácil ser libre cuánto menos tengamos que perder. Esto nos debe invitar a pensar que es mucho más sencillo tomar una decisión cuando está implique un riesgo menor. El materialismo generalmente nos ata a querer poseer más y nos olvidamos de nuestra misión.


Con esto te invito a que pienses de qué manera puedes ser más libre en tu trabajo, en tu familia, con tu pareja, con tus amigos. Asimismo, que identifiques las cosas que te atan y no te dejan que puedas optar siempre por el óptimo. Aplica esos 6 consejos que te mencioné en tu trabajo; estoy seguro que con eso puedes empezar y ver en ti un cambio.

68 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page