top of page
  • Foto del escritorEtinar S.A.

Inteligencia colectiva

Este concepto consiste en la capacidad de razonar, resolver, crear, aprender en conjunto, como grupo, con el equipo que nos rodea. Los líderes no siempre tienen la respuesta a todo.


Me gusta definir la inteligencia como la capacidad que tenemos para resolver asuntos con lo que ya sabemos. No es más inteligente el que más sabe, sino el que sabe aplicar los conceptos aprendidos a una situación en particular. También la defino como la habilidad de aprender, no solo en lo académico, sino también de las experiencias, de la observación a nuestro alrededor y aplicar esos conocimientos en la práctica. Los seres humanos tenemos varios tipos de inteligencia: lógico-matemática, lingüística, espacial, musical, interpersonal, intrapersonal, kinestésico-corporal, naturalista, entre las que hasta ahora se han clasificado.


Si la idea es aplicar los diferentes tipos de inteligencia que poseemos para desarrollar nuestras actividades, imagínate lo que pudiéramos lograr si las combinamos. A eso es lo que se denomina inteligencia colectiva. Es traer a la mesa las diferentes experiencias aprendidas, los diferentes conceptos estudiados y las distintas observaciones que hayamos hecho para que, desde nuestro punto de vista, compartamos estos conocimientos y logremos potenciar el resultado de una solución.


En Etinar procuro potenciar esta habilidad. Tenemos diversidad en nuestro equipo: ingenieros, arquitectos, comerciales, financieros, administradores, contadores, médicos, seguridad industrial, hasta un ingeniero industrial hemos incorporado. Asimismo con las edades: el rango va desde 22 a 76. Y también con el sexo: en la oficina central tenemos un porcentaje mayor de mujeres para cargos gerenciales de planificación y control; en obras, las mujeres ya representan un número importante en ingeniería y arquitectura; y en mano de obra son un poco menos pero también tenemos mujeres dentro de esos equipos. Ya lo he dicho antes, no me importa si eres hombre o mujer, el color de la piel o tu condición social; me importa lo que aportes al grupo. Me importa desarrollar, crear, ejecutar, aportar y contribuir. Para eso nos debemos juntar los que más ayuden a alcanzar ese objetivo.


Cada vez que vamos a iniciar un proyecto, indistintamente de la etapa en la que se encuentre, ya sea en diseño y planificación, presupuestación, o previo a arrancar una obra, siempre nos sentamos entre varias personas a evaluar todas las aristas que logremos identificar. Muchas veces pareciera que alguien no contribuye, pero su opinión u observaciones me han resultado interesantes la mayoría de las veces.


Debemos enseñar al equipo a dejar de lado el ego. Ese es el mayor problema de la participación en grupo. La gente debe de saber que las ideas, soluciones, respuestas, son del grupo y no individuales para vanagloriarse. Debemos eliminar el “yo” y reemplazarlo por el “nosotros”. Igualmente ante los problemas. Si alguien falla, el grupo debe buscar resolver. Pero es importantísimo el compromiso individual y el espíritu de cuerpo.


Este tipo de método crea un sentido de pertenencia. Nos permite confiar en las responsabilidades y se genera un sentimiento de protección con las decisiones que se logren adoptar.


Inteligencia colectiva. Tremendo concepto. Me está dando resultados. Los invito a encontrar las personas que complementen sus inteligencias y logren implementar esta forma de trabajo.




36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La Mente

bottom of page