top of page
  • Foto del escritorGuillermo Jouvin

Los 5 Elementos

Los 5 Elementos

En la vida nos enfrentamos a diversas situaciones que debemos atender y resolver. Ya sea en el ámbito personal, familiar, relaciones interpersonales, nuestro trabajo o negocios, siempre se presentan casos y cosas sobre las cuales debemos decidir. 


Estas situaciones las he clasificado, básicamente, en lo que denomino los cinco elementos:

1.    Problema: Esta es una palabra que usualmente se la considera negativa. Y, es desde ahí, que parte nuestra primera percepción errónea de una situación que debemos resolver. Un problema es simplemente algo que no funciona como queremos o cómo lo necesita la sociedad. Nunca hay por qué alarmarse cuando se presenta uno. Debemos tomarlo como nuestra primera oportunidad para mejorar algo. Si se cambia el Mindset con el que nos hemos formado, y, pensamos en la palabra “problema” como algo positivo, habremos dado el primer paso para mejorar nuestra calidad de vida. En lugar de sentir miedo o frustración, pasaríamos a sentir motivación y deseo; es decir, pasamos de restringirnos a acelerarnos. Pudiéramos cambiar la palabra “problema” por “idea” o “proyecto”. Así, automáticamente nos activamos.


2.    Oportunidad: Descubierto el problema, nuestro objetivo es identificar la oportunidad. Debemos analizar cómo nos beneficiamos o contribuimos a una sociedad si tenemos la capacidad de resolverlo. Ya sea por medio de nuestras propias habilidades, aprovechando habilidades de terceras personas, o formando un equipo con el que podamos resolver problemas, son parte de las herramientas que podemos usar para capitalizar las oportunidades. Una de las leyes de vida con las que me manejo, es precisamente “Oportunidad, no crisis “. Esta forma de pensar me obliga a estar atento ante las situaciones para tratar de resolverlas. 


3.    Solución: Descubierta la oportunidad, debemos buscar las múltiples alternativas de solución hasta encontrar la más idónea. Nunca se trata de la más perfecta. Hay un dicho que dice “es preferible hecho que perfecto”. Por lo tanto, en esta fase del proceso, debemos aplicar diferentes métodos investigativos que nos permitan encontrar la fórmula para resolver un problema. Existen varios tipos de métodos: unos provienen de la intuición, otros de la experiencia, del estudio, de la investigación, otros de aplicar un método científico (prueba-error). Hay casos que se trata de la habilidad pura, otros de la práctica. En general, existen muchas metodologías que nos permiten encontrar el camino para nuestra solución. 


4.    Perseverancia: La diferencia entre el fracaso y el éxito está precisamente en esa palabra. La mayoría de las personas que han triunfado en la vida tienen esta característica. Si se presenta una idea, proyecto o problema, que consideremos importante, debemos perseguirlo hasta conseguirlo resolver. Esto no significa que, si estamos equivocados en algo, debamos mantenernos en el error; todo lo contrario, se trata de visualizar las diferentes alternativas y métodos para resolverlo. Y muchas veces la mejor solución es cambiar de problema y archivar para un futuro el que hoy no podemos resolver. Todo dependerá de la complejidad y nuestra capacidad. Y eso es parte de lo que debemos de detectar en la fase de oportunidad. Es solo en ese momento que debemos continuar al siguiente paso para buscar una solución y ser perseverante en conseguirla. Debemos evitar sobredimensionarnos. Existe un concepto que se denomina el Principio de Peter que establece el momento cuando la persona encuentra su nivel de incompetencia y comienza a reducir su rendimiento o capacidad. Un examen de autoconciencia ayuda para este capítulo.


5.    Timing: De la mano de la fase anterior, el timing es muy importante para resolver un problema. El tiempo es la única constante que tenemos en nuestra fórmula de vida. No hay cómo adelantarlo ni cómo detenerlo. Lo que tenemos es la oportunidad de encontrar una solución dentro de un Time Frame establecido. Todo proyecto debe tener una fecha de inicio y una fecha fin. Dependiendo de la situación, urgencia o caso, el tiempo de ejecución se puede extender o recortar. Cada problema, proyecto o idea tiene su propia característica particular que se debe analizar.


Es el cumplimiento de estos cinco elementos en donde podemos encontrar, no solo éxito en nuestras vidas, sino nuestra paz mental. Todos los días enfrentamos situaciones que nos pueden estresar o motivar. Depende de la perspectiva con la que lo veamos, de qué tanta autoestima tengamos. Depende de qué tanto nos preparemos, de que tanta ayuda pidamos. Depende de qué tanto colaboremos, de qué tanta resiliencia tengamos. Depende de qué tantas ganas de vivir sintamos. 

 



Guillermo Jouvin Arosemena

 

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page